Urban Nordic Walking: Lleva tus bastones por la ciudad

En España, caminar con bastones por las ciudades parecía ser una actividad más propia de los turistas y peregrinos. Sin embargo, esa creencia fue apartada con la llegada e inclusión de la Marcha Nórdica en nuestro país; actualmente, ya no es nada extraño ver a gente caminando con sus bastones por parques o zonas céntricas. Quizás, incluso tú eres una de estas personas que por problemas de tiempo o desplazamiento, se haya animado a ello. Pues que sepas que practicar tu deporte favorito por la ciudad tiene su propio nombre: el Urban Nordic Walking.

Una modalidad no solo para urbanitas

Uno de los múltiples beneficios de la Marcha Nórdica es que puedes practicarlo casi donde quieras. Aunque los escenarios más comunes suelen ser el campo, la montaña o la playa, también puedes practicarlo en la ciudad.

Si fuera del núcleo urbano respiras aire fresco y estás en contacto con la naturaleza, dentro también existen ventajas. Por ejemplo, siempre pensando que una actividad física necesita tiempo para ser eficaz, puedes visitar parques, paseos y calles que quizás no recorres a menudo y todo en una misma caminata.

En relación con el tiempo necesario, realizando Urban Nordic Walking podremos caminar durante más minutos que haciéndolo en el campo. Porque empezamos desde el momento en el que salimos de casa, sin necesidad de coger el coche o transporte público. La ciudad es tu circuito y puedes recorrer las distancias andando, siendo un gran beneficio para tu salud y bolsillo.

De este modo, el Urban Nordic Walking no es solo una modalidad pensada para los amantes de la ciudad. Lo puede realizar cualquier persona que no tenga “vergüenza” a caminar con sus bastones por calles y parques; hacerlo no supone ninguna excentricidad gracias a la inserción de la Marcha Nórdica en España y además aporta diferentes beneficios.

Consejos para practicar el Urban Nordic Walking

Para poder disfrutar de una buena caminata urbana con tus bastones de Marcha Nórdica, aquí tienes unos consejos.

Coloca los “pads” o tacos de goma en tus bastones, así evitarás que el caminar se haga pesado y ruidoso. Haz lo mismo con el calzado; ya que una buena suela que amortigüe es lo más adecuado para andar por aceras y asfalto. Por el contrario, si utilizas una suela incorrecta, te causará molestias en los músculos del tren inferior y las lumbares.

Es importante llevar ropa cómoda, holgada y transpirable pero siempre acorde con la estación del año. Así como portar el teléfono móvil y un documento de identidad por si ocurre una emergencia; además, la hidratación es muy importante, por lo que conviene llevar una botella de agua o bebida isotónica.

Si decides llevar auriculares para escuchar música y amenizar la actividad, asegúrate de que la música no está alta; de este modo podrás saber si se aproxima un coche o suena una alarma, por ejemplo.

Por último, no olvides de curiosear y utilizar el Urban Nordic Walking como una herramienta para conocer más una ciudad. Puedes descubrir lugares nuevos que siempre habían estado delante de tus ojos pero no les habías prestado atención. Recuerda que la Marcha Nórdica nos permite disfrutar de un deporte cargado de beneficios en diferentes espacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *