¿Qué es el Nordic Walking?

Si buscas un deporte de impacto bajo-medio que no te exija tener buena forma física, juventud o un peso determinado, que te aporte un gran número de beneficios y que se pueda realizar en cualquier época del año, estás de enhorabuena: la Marcha Nórdica está hecha para ti. Y quizás ya hayas visto a gente de tu ciudad practicarlo y te pique la curiosidad; por eso queremos explicarte qué es el Nordic Walking.

¿De dónde viene este deporte?

Sus orígenes están en Finlandia, en el siglo pasado, cuando los esquiadores de fondo quisieron entrenar en verano; la ausencia de nieve era un problema que les dificultaba su objetivo pero eso no les impidió buscar alternativas. Por ello, junto a sus bastones, comenzaron a caminar igual que en invierno, mejorando su condición física. Sin embargo, fue a finales de los 90 cuando Exel, una marca nórdica de material deportivo, diseñó unos bastones especiales; estos sujetaban mejor la mano del deportista y desarrollaban un modo nuevo de caminar.

Esta original forma de entrenamiento consiguió adeptos rápidamente, tanto en Finlandia como en Europa; de este modo, 3’5 millones de personas lo practicaban como actividad física recreativa en 2004. Dos años más tarde, en España se creó la Asociación de Nordic Walking de España (ANE), en la Comunidad Valenciana; y desde el 2011 todas las asociaciones nacionales están estructuradas bajo la Federación Española de Nordic Walking (FENWA). De esta manera la ANE es responsable de desarrollar y evaluar todo lo relacionado con la formación de este deporte.

¿Qué es el Nordic Walking y cómo se practica?

En pocas palabras, el Nordic Walking o Marcha Nórdica es una actividad física entre la marcha y el running. Pero con unos bastones diseñados para tirar hacia delante en cada paso, como si esquiaras sin nieve. Y gracias a ello consigues mover el 90% de los músculos de tu cuerpo al caminar; además, en este deporte no importa ni tu edad ni tu condición física, la puede practicar todo el mundo. De este modo cualquier persona puede beneficiarse de este movimiento completo, suave y efectivo que mejora la fuerza muscular, la coordinación y el sistema cardiovascular.

Para practicarlo no es suficiente con lanzarse a caminar con tus bastones. Necesitarás aprender el método ALFA 247 y practicar, siendo consciente de que existen diferentes niveles de dificultad y experiencia. Conocer el método ALFA 247 es muy importante para no dañar tus músculos y está avalado por fisiólogos; consta de cuatro premisas: Andar derecho, brazos Largos, Formar un triángulo con el bastón y Adecuar el paso. Con la ayuda de un instructor bien formado puedes aprenderla en pocas clases.

Pero no te preocupes, en la Escuela de Nordic Walking de Valladolid disponemos de una gran variedad de cursos; así podrás iniciarte en la Marcha Nórdica, perfeccionar tu habilidad o las diferentes modalidades de esta actividad. ¡Incluso a ser instructor federado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *