Prepárate para hacer Nordic Walking en otoño

El año sigue avanzando y ya hemos entrado en la estación de otoño. Los días se acortan, comienzan a bajar las temperaturas y volvemos definitivamente a la rutina. Pero si teníamos como hábito salir a caminar con nuestros bastones en verano, nada nos impide seguir haciendo marcha nórdica. Es más, si no haces deporte o no te apetece, ¿por qué no romper con esa falta de fuerza de voluntad? Solo necesitamos cambiar unos pequeños detalles y continuar disfrutando de nuestra actividad deportiva favorita.

Beneficios de hacer marcha nórdica en otoño

Muchas personas dicen que esta es su estación favorita del año. Si tú eres reticente con esta afirmación, mira el lado positivo de salir a caminar en esta época.

Las altas temperaturas no serán un problema cuando salgas de casa, como en verano que debemos evitar ciertas horas. El clima en otoño es más suave, no hace demasiado frío ni demasiado calor; por ese motivo no necesitas esperar hasta la madrugada o al anochecer para coger tus bastones.

La naturaleza que te rodea también será un aliciente. Al caminar en otoño podrás ver cómo cambian de colores las hojas de los árboles; y además de la extensa paleta de naranjas, puedes aprovechar para recoger castañas o setas mientras haces Nordic Walking.

Por último, hacer deporte durante esta época del año te servirá para acumular energía de cara al invierno. Y resulta el momento ideal para centrarte después del estrés de retomar la vuelta al trabajo o los estudios. Así que prepárate para recargar las baterías y obtener vitamina D del sol ante los futuros días invernales.

Cambia tu equipamiento

Otoño puede parecer una estación confusa: las mañanas son frías, los mediodías calurosos y las tardes se acortan. Por esta razón es necesario adaptar el equipamiento que utilizamos a la hora de salir a caminar.

Es importante que el calzado que utilicemos sea impermeable. Pocas cosas son tan molestas como los pies mojados, así que asegúrate de la impermeabilidad de tus zapatillas o botas. Por otro lado, utiliza calcetines que también sean seguros contra el agua; en el mercado existen marcas de calcetines que utilizan lana merina y fibra hidrofílica, como Sealskinz. Si quieres contrarrestar la sensación gomosa de estos calcetines, parecida a las botas de agua, puedes utilizar un forro.

Respecto a la ropa, esta ha de ser también resistente al agua. Actualmente existen pantalones impermeables, ligeros y transpirables que resultan muy útiles para los nordic walkers; en Europa están muy bien valorados los de las marcas Berghaus’s Paclite y Rohan’s Dry Roamers. Sobre las camisetas o prendas superiores, en otoño aún no hace falta recurrir a prendas térmicas que protejan del frío; tan solo tienes que considerar que sean prendas transpirables y cómodas, como en el resto del año. Tan solo te falta elegir una chaqueta, si es necesario, ¡y sal con tus bastones a comerte el mundo!

 

Foto de portada: elconfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *