Practica Nordic Walking si sufres hipertensión

La elevación de los niveles de presión arterial de forma continuada o sostenida, recibe el nombre de hipertensión; entendiendo que la presión arterial es la fuerza que el corazón ejerce sobre las arterias para conducir la sangre. Esta enfermedad crónica supone un sobreesfuerzo para nuestro corazón, aumentando su masa muscular y el riego sanguíneo; estos dos incrementos no son positivos, ya que pueden producir insuficiencia coronaria, arritmias y angina de pecho.

Por desgracia, en 2013, casi 14 millones de españoles padecían hipertensión arterial, según el portal infosalus; es decir, era sufrida por más del 40% de la población adulta. Pese a poder hacer estudios de estimación, no se determinan los factores que incrementan el riesgo de sufrirla; tener obesidad, consumir mucha sal o alcohol, fumar o sufrir estrés puede ser algunos de ellos. Por ello, seguir una alimentación equilibrada, evitar fumar o hacer ejercicio regularmente resultan las mejores soluciones. Y en este momento, la Marcha Nórdica entra en acción.

Mantén a raya la hipertensión

El Nordic Walking es un deporte muy indicado si sufres esta enfermedad crónica, siendo un tratamiento sencillo de realizar.

Es más, el simple hecho de caminar resulta de lo más eficaz para reducir la hipertensión. Según un estudio realizado por la Asociación Americana del Corazón, caminar reduce el riesgo de hipertensión en un 7’2%; por el contrario, correr lo reduce en un 4’2%, siendo menos idóneo.

Esta diferencia es aún más grande si realizamos Marcha Nórdica, ya que estaremos moviéndonos más que andando simplemente. Al mover pies y manos, entrenamos piernas y brazos, promoviendo el acondicionamiento de huesos y músculos. De este modo, la fuerza al soportar el bombeo del corazón aumentará, aliviando el músculo y la circulación sanguínea; se requerirá menos latidos del corazón para suministrar al cuerpo el oxígeno suficiente.

Por último, si al Nordic Walking, deporte de resistencia, le sumamos ejercicios de fuerza, la presión arterial alta puede verse reducida en un 3’44%; sin embargo, no hay que olvidar que deben ser el médico y un instructor de Marcha Nórdica quiénes te aconsejen qué intensidad marcar. El ejercicio debe ajustarse y complementarse con la terapia médica y el entrenamiento no debe de ser generalizado para todos.

 

 

Foto de portada: torange.biz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *