¿Cómo combatir la falta de fuerza de voluntad?

Como ocurre en enero, muchas personas eligen septiembre para crear nuevos planes y hábitos de vida; y es que este mes parece marcar un antes y un después con el final del verano. Uno de los propósitos más habituales es el de hacer ejercicio para combatir los excesos realizados en las vacaciones; sin embargo, al igual que a principios de año, la gente puede ir retrasando estos planes por falta de ánimo. Así que en este post te enseñamos como puedes aumentar tu fuerza de voluntad para empezar con el deporte.

Encuentra tu deporte

Para empezar a hacer ejercicio no es necesario encerrarse en el gimnasio y hacer rutinas de 8 horas. Al contrario, así tu cuerpo acabará agotado y no querrás volver a hacer ningún esfuerzo físico en mucho tiempo. Tu fuerza de voluntad será cero.

La solución es encontrar qué actividad te va mejor dependiendo de tus gustos, edad, estado físico y habilidades. Hay miles de posibilidades con las que podrás moverte pero es necesario que sepas qué quieres hacer realmente. ¿Pesas, zumba, salir a correr o simplemente caminar? Prueba, encuentra qué te motiva y adelante con ello; así será mucho más fácil que tengas ganas de hacer la actividad.

Aumenta tu fuerza de voluntad marcando objetivos

Cuando no estás habituado a hacer deporte, lo mejor es comenzar por algo sencillo e ir mejorando. No sirve de nada fijarte una meta ambiciosa y casi imposible, terminarás renunciando y perderás la motivación. Es mejor marcar objetivos alcanzables a corto plazo, así verás que los puedes cumplir y tendrás fuerzas para continuar.

Si por el contrario ya hacías ejercicio antes pero tras las vacaciones te da más pereza, prueba los objetivos también. Así retomarás tu actividad fácilmente y enseguida llegarás al nivel en el que estabas. Y si no consigues alcanzar alguna meta, no caigas en los peligrosos “No puedo hacerlo” o “Es muy difícil”; tan solo reduce la dificultad del objetivo o hazlo más sencillo. Recuerda que mantener la motivación es esencial.

Crea recordatorios

Para ser constante en tu nuevo propósito quizás necesites la ayuda de pequeños recordatorios que te “obliguen” a hacer deporte. Lo común es crear alarmas en el móvil, apuntarlo en una agenda o dejar las zapatillas en un punto visible de la casa si tu actividad es salir a correr; aunque una vez que se convierta en hábito ya lo harás “sin presiones”.

Sin embargo, otra opción es la de realizar actividades previas que realices de cara al ejercicio. Por ejemplo: si paseas después de levantarte, convierte en hábito salir después de hacer la cama; o si sales a pedalear tras comer, coge la bici después de recoger los platos. De esta forma unirás una acción cotidiana con tu nueva meta de hacer deporte.

Y si necesitas un “recordatorio extra”, apuntarse a un gimnasio o club de deporte puede ser otra gran opción; involucrar a una tercera persona para crear una nueva rutina te obligará a no tener excusas.

El Nordic Walking, una gran opción

Tras conocer estos pequeños trucos, ¿te viene alguna actividad física a la mente? ¡Exacto! El Nordic Walking resulta perfecto para la gente que quiere empezar a ejercitarse y dejar atrás los excesos del verano; ya que es un deporte que no requiere demasiado gasto de energía y conseguirás mover el 90% de los músculos de tu cuerpo.

No solo resulta sencillo una vez que se conoce la técnica  y el manejo de los bastones; también lo puede realizar cualquier persona independientemente de su edad o condición física, porque la intensidad la marcas tú. Por eso resulta más fácil marcarte objetivos si realizas la marcha nórdica, cada vez puedes superarte un poco más.

Además al apuntarte a una escuela federada en la FENWA, como nuestra Escuela de Valladolid, podrás optimizar tu rendimiento porque aprenderás el método ALFA 247 y sentirás que formas parte de una gran familia. Nosotros nos encargamos de organizar las clases presenciales y las salidas por la ciudad; te sentirás motivado al conocer a tus compañeros y no necesitarás crear planes.

No lo pienses más, ¿quieres practicar una actividad física pero te falta fuerza de voluntad? ¡Anímate con la Marcha Nórdica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *